Secciones

viernes, 3 de octubre de 2014

Puente


Lineas y lineas que siguen el curso del agua, agua que se convierte en voz y alma y se va junto con el aire, lejos, cada vez más lejos... y se pierden mis sueños escapándose junto a ese líquido y esa brisa... me los llevan cada vez a lugares donde no los puedo recobrar.


Y los veo ahí abajo, adormeciéndose en el ondular acuoso, como protegidos por los brazos del viento y del agua en un viaje aletargado, distante. Los veo pasar debajo mío, por debajo de un puente que divide lo que esta bien y lo que quiero hacer. ¿Cual de los dos lados es el correcto? No hay señales, no hay carteles... Y los sueños siguen ahí, adormecidos... mirándome con los ojitos entrecerrados, burlándose de mi, de que estoy ahí parada, sin saber en que orilla debo estar.