Secciones

sábado, 26 de abril de 2014

Brillantes suspendidos

Salí temprano de mi casa... bah, era la madrugada de este lunes frío que aunque no comienza el invierno si se siente ese aire helado que nos pronostica que esta pronto a llegar. Como decía, salí temprano de Alvear rumbo a Mendoza, la capital de mi provincia, a un congreso al cual me mandaron desde la institución donde estudio. Como siempre me pasa cuando viajo en colectivo, ni bien arranca el motor, me acomodo en mi estrecho... muy estrecho asiento...piernas dobladas tratando de encajar en el pequeño espacio debajo de mi asiento trasero, hacia un costado, hacia el otro, probando encontrar ese rinconcito aplastado en la butaca donde intento mantenerme cómoda pero que resulta poco probable; y pruebo dormir... aunque sea unas horitas, unas eternas 4 horitas que dura el viaje. Desde luego uno no duerme en los viajes, de alguna manera se las ingenian para mantenerte en posiciones extrañas en las cuales se dificulta el descanso.
Hacia mucho tiempo que no viajaba a Mendoza, ya en una parte de mi corazón lo extrañaba. Antes, uff, antes si, iba y venia mucho por esos rumbos, ya me conocía el paisaje de memoria. ¡Y como para no hacerlo! Si es puro monte llano con algunas salpicaduras de hierbas rastreras, secas, sin chiste, un par de animales nocturnos que se animan a salir a lo salvaje... si total no habita nadie por estos rumbos, ¿A que le van a tener miedo pobres animalitos de Dios? Pero ni depredadores deben tener las pobres bestias! Así está la cosa por el camino, solo un par de ronquidos se escuchan de vez en cuando dentro del colectivo.

martes, 15 de abril de 2014

Ceder, ceder, ceder


Ceder, mi tiempo, mi espacio, mi vida, mi forma de ser. Ceder, para sobrevivir o para agradar, pero siempre ceder.
Callé broncas,silencié mi corazón, apague mi mente, me convertí en una muñeca de mi propio juego y perdí. Perdí de vista quién soy y no supe salir del laberinto de decisiones que me llevaron tan lejos de mi meta.
Me canse de dar y dar y dar todo de mi, me canse de ceder. 
Fui una muñeca, silenciosa,callada, un objeto decorativo, sin pensamientos, sin acciones... Y me odié por serlo.
Me transformé en guerrera,fuerte,revolucionaria, una amazonas... Y me cambiaron por una muñeca de porcelana.
Fui sumisa, servicial, una lady perfecta, delicada, amante y femenina.... Y prefirieron una amazonas.

domingo, 6 de abril de 2014

Drácula

Por qué tanta fascinación por este personaje? Lo he visto en series, películas sobre Drácula y otras donde aparece este personaje, dibujitos, etc. Entonces me fui a la fuente, el primer libro publicado: Drácula, de Bram Stoker.