Secciones

sábado, 15 de marzo de 2014

Serpiente



Se siente gris aquí dentro, como si la lluvia no quisiera irse y el sol sólo es un intento, un garabato a medio terminar.
Rota por dentro, las partes no se logran unir y cada vez se separan más de mi alma... un órgano inerte, frío, podrido...
Sientes lo que es caer tan bajo que te termina gustando llenarte de barro? Te revuelcas en él, el cuerpo se pone pesado, ya no queda lugar para la luz. El brillo se quema. Los ojos se cierran. La piel se cubre de escamas. Y terminas convirtiéndote en una serpiente.