Secciones

lunes, 4 de marzo de 2013

Por siempre VENDIMIA

Hoy quiero hacer un homenaje a mi tierra, Mendoza.
En Mendoza se celebra una fiesta muy especial, la Vendimia, que en otros lugares donde se realiza la cosecha de la uva también se celebra, pero en Argentina, lo tenemos en Mendoza. Una tierra donde se hacen unos vinos exquisitos y las mujeres son hermosas.

La Fiesta Nacional de la Vendimia ha sido reconocida hace dos años por la revista estadounidense National Geographic como el segundo festival de la cosecha más importante del mundo, detrás  del Día de Acción de Gracias de Estados Unidos.


"Teatro mágico de piedra y vino", dirigido por Vilma Rúpolo, contó la historia de un hombre, que realiza un viaje a su niñez y retorna al lugar donde nació. Los recuerdos vuelven con un paisaje y una cueca, los cantos de pájaros, árboles, risas, el sonido de las hojas secas del otoño y los amores. Son imágenes de la memoria de un niño que idealiza y magnifica sus vivencias entre las viñas mendocinas.
Su historia se entreteje con la de la propia tierra y los sentimientos se reflejan y comparan con episodios naturales claves para la vitivinicultura, como la tristeza asociada con la helada.
Con un despliegue de imágenes a través de la técnica de mapeado, los escenarios se convierten en hielo y luego del ritual de las mujeres, todo se deshace en agua: la bendición de estas tierras.
Aparecieron las poéticas bodas de las hermanas, un encuentro entre las uvas blancas y tintas, la alegría de las fiestas familiares y el recuerdo delirante de los abuelos andaluces que evocaron una supuesta fundación de Mendoza con la llegada de los fundadores europeos y latinoamericanos.

Pero acá emerge la fantasía, ya que según el relato lo habían realizado a bordo de un gigantesco vapor, que entraba por el río Mendoza y el canal Cacique Guaymallén, supuestamente navegable.
La noche culminó con un espectáculo de fuegos artificiales, que en este marco, rodeado de cerros, es imponente, y en este caso, donde se amalgamó con una música adecuada, fue imposible que no hiciera erizar la piel de los numerosos concurrentes.



La fiesta no termina hasta que se elige a la nueva soberana que nos representará este año en el mundo. En una votación que realiza la gente, salió elegida como reina Nacional de la Vendimia, con 71 votos, la representante del departamento de Malargüe: Candela Berbel, de 20 años. Represento en su fiesta a La Escondida, paraje de Malargüe.







Y como Virreina Nacional de la Vendimia, resultó electa Nadia Gonzalez, de 23 años, quién represento a General Alvear. 







Y las dos bellas representantes de la Vendimia:



Espero les guste esta entrada!

Besos... Ga!