Secciones

jueves, 7 de marzo de 2013

Mujeres por toda la eternidad.

El 8 de marzo celebramos un hecho muy importante: el hecho de ser MUJER. Y nos sentimos orgullosas de serlo. Este día se reafirma “la plena participación, en condiciones de igualdad, de la mujer en la vida política, civil, económica, social y cultural”.


Pero más que una celebración, lo que en realidad se debería hacer es un HOMENAJE a quienes dieron todo de sí mismas para que hoy la mujer pueda gozar de tantos privilegios. 
Fueron muchas mujeres que dejaron la vida en el campo de la lucha por los derechos de la mujer. Muchas murieron para que hoy tengamos el voto, igualdad de condiciones, libertad de expresión y de elección.
Este año el tema a pensar es la lucha contra la violencia de género. Una lucha que nos concierne a todos, no solo mujeres. No creamos que nunca nos puede llegar a pasar o que no nos va a tocar por que nos creemos fuertes e independientes. La violencia no incumbe a todos, por que todos tenemos que hacer fuerza para lograr derrocar a este fantasma. 

Por mi parte, son muchas las mujeres que admiro y que me hace sentir orgullosa de ser una. La principal es mi madre, que me ha demostrado la fuerza que se debe tener para ser madre y esposa.

La lista no está en orden cronológico ni en orden de importancia. Me he basado sobre todo en las escritoras que más admiro.
  • Madre Teresa de Calcuta: Muchos sabes que ella dejó su vida de lado para dedicarse a los demás. Ayudó a los pobres, niños, ancianos y mujeres sin importarle su propia vida. Nos dejó un gran legado y fue un ejemplo a seguir. Creó su propia congregación, principalmente mujeres que ayudaban a los pobres, aún siendo ellas mismas mujeres de escasos recursos. Nobel de la Paz, luego beatificada.



  • Sor Juana Inés de la Cruz: Fue una mujer excepcional: poseía una aguda inteligencia y una marcada pasión hacia la lectura. Buscaba saber lo que más pudiera sobre todo lo que la rodeaba. Aprendió a leer a los 3 años y se autocastigaba si no lograba aprender lo que ella consideraba que debía saber para su vida. Para Juana, la cabeza antes debía llenarse de ideas más que de “hermosuras”. Siendo joven, entra a vivir a la corte del virrey en México, donde la virreina le ayudaba en su meta de aprender lo que deseara. Juana no era mujer para el matrimonio, deseaba dedicarse al estudio, es así como la virreina logra ayudarla a entrar a un convento donde pudo dedicarse un buen tiempo a la escritura y a la lectura. Fue una luchadora incansable en su afán de que todas las mujeres pudiera acceder a un estudio universitario y pudieran ser libres en sus opiniones y poder expresarlas. 

  • Jane Austen: Mujer visionaria. Una novelista excepcional. Sus obras se caracterizan por sus heroínas: mujeres fuertes, valientes, brillantes, inteligentes. Con gran ironía nos muestra las costumbres de la época, nos pone a reflexionar aún hoy, a casi 200 años de sus publicaciones. Talento único, en sus novelas nos hace estar presente en todos los hechos que ocurren a los personajes, sufrimos de amor junto con ellos, luchamos a la par de ellos y logramos un gran fina feliz. Esta novelista, fue una de las pocas mujeres de su época que pudo publicar sus escritor y medirse a la altura de los escritores masculinos. Escribió hasta su último aliento, terminó persuasión y comenzaba Sandition cuando murió en brazos de su hermana, tras una larga y dolorosa enfermedad. Aunque en su vida real sufrió de un gran desamor, trato de compensarlo dándole a sus heroínas es gran final feliz que todos deseamos.


Existen más mujeres que se han ganado un lugar en la historia y que se merecen nuestros respetos. Pero este es mi pequeño homenaje a ellas, a todas nosotras!